Separación y divorcio: 10 consejos + 1 ritual que te ayudarán a enfrentar el dolor

August 25, 2016

 

 

En mis años de práctica terapéutica, no he conocido una sola persona para quien haya sido sencillo atravesar una separación. Por muy traumática que fuese la relación, separarse es siempre algo triste, incluso cuando ha habido maltrato y abuso.

 

¿Por qué es tan doloroso? Porque es una experiencia parecida a la muerte. Algo termina, llega el fin de una etapa de nuestras vidas, generalmente hay sueños rotos, heridas abiertas, esperanzas pérdidas; nos queda un vacío en el alma y en ocasiones sentimos que nuestra vida llegó a su fin.

 

En una separación se atraviesa un luto parecido al que experimentamos ante la pérdida de un ser querido, con todas sus fases: negación, ira, negociación, depresión y aceptación; y hacer un duelo sano implica agotar todas estas etapas.

 

A continuación les comparto algunos consejos sobre cómo sobrellevar una separación y no morir en el intento.

 

 

1. Un clavo NO saca otro clavo

 

Es, y siempre será, un error el intentar llenar nuestros vacíos existenciales con otras personas. Pero hacerlo para tapar el hueco que deja un rompimiento amoroso es aún peor, porque se está utilizando a un ser para tratar de sanar una herida; no se lea está apreciando por lo que es y puede ofrecer, sino que está haciendo el papel de un analgésico emocional.

 

En una situación así, es muy difícil que la relación funcione y la persona que sirve de "clavo" puede salir muy dañada. Luego de un rompimiento, lo mejor es darse un tiempo para estar solo.

 

 

2. Acepta tu parte de la responsabilidad

 

Buscar culpables no resuelve los problemas. En todas las relaciones humanas cada persona juega un papel; como dicen, las cosas son 50% tú y 50% yo. Si algo no funciona en una relación la responsabilidad es de ambos. De nada sirve victimizarse y dejar toda la carga en el otro, debes tomar la parte que te corresponde y reconocer que también tuviste fallas; es normal, somos humanos y nos equivocamos. 

 

Por extraño que parezca, cuando aceptas tu parte de la responsabilidad, la carga emocional se aligera y te sientes un poco más aliviado.

 

 

3. Trabaja en ti

 

Es de esperar que un rompimiento afecte un poco tu autoestima, o al menos te haga cuestionarte ciertas cosas. Por eso, el tiempo luego de una ruptura es propicio para dedicarlo a ti mismo y trabajar en esos aspectos que te pueden ayudar a ser mejor persona, no con el fin de ser "mejor candidato como pareja" (esto vendrá por añadidura), sino para ser más feliz contigo mismo.

 

De hecho, es aconsejable que logres sentirte bien y completo estando solo contigo, así la pareja que elijas en el futuro será para complementarte y no para completarte.

 

 

4. Date el tiempo de vivir tu dolor

 

Debes reconocer que estás atravesando un momento doloroso, así que necesitas darte el permiso y el tiempo para experimentar la pena que sientes. Llora lo que necesites, deja salir tus sentimientos ya sea escribiendo cartas o hablando con alguien; no es aconsejable llamar a tu ex para decirle lo triste que estás, si ya terminaron lo mejor es guardar distancia.

 

Es importante destacar que tampoco te debes entregar al dolor a tiempo completo, como si no merecieras felicidad. Date el permiso de disfrutar los momentos agradables y de reír siempre que puedas.

 

 

5. Dejar de torturarte con los recuerdos

 

Por un tiempo, evita las cosas que te recuerden o te conecten a esa persona: música, lugares, gente, etc. Es momento de borrar esa lista con las canciones de ambos, frecuentar otros sitios y, si es necesario, rotar el círculo de amigos. Se vale alejarte de sus amistades y familia.

 

Estás en el proceso de cerrar con una persona de tu vida y en este momento necesitas un espacio que te ayude a recuperar la normalidad, será difícil lograrlo si estás en contacto constante con él/ella y las cosas que se le relacionen.

 

 

6. Las redes sociales no son grupos de ayuda terapéutica

 

Entre otras virtudes, las redes sociales tienden a ser el muro de las lamentaciones colectivo. Evita escribir esos dramas desgarradores que convierten tu perfil en una novela trágica porque luego te arrepentirás de haberlos publicado; estás triste, lo entendemos, pero el mundo no necesita ver que te derrumbas.

 

Si lo necesitas, puedes alejarte de las redes un tiempo. Si no puedes o no quieres hacerlo, conviene que ocultes las actualizaciones de tu ex y su círculo, para que no te causen más dolor, en especial si tiene otra pareja.

 

 

7. Llena el tiempo que antes pasabas en pareja

 

En los rompimientos, una de las cosas más difíciles es el vacío que queda en esos momentos que solían pasar juntos. Posiblemente, es el mayor detonante de ansiedad. 

 

Hay una forma efectiva de lidiar con ello y es replantear tu rutina para llenar ese espacio de nuevas cosas: salir con amigos, visitar lugares a los que no habías ido, tomar una clase de algo que te guste, ejercitarte, etc., la lista se puede hacer interminable, y ahora es tu mejor aliada para lidiar con tu nuevo estatus sentimental.

 

 

8. No hagas un monumento en tu cabeza para adorar a tu ex

 

No es el momento para y magnificar las virtudes de tu ex pareja e idealizarla, esto te complicará el juego y sólo te llenará de confusión. Sí, tenía sus cosas buenas, pero también tenía sus defectos y cosas que te irritaban. 

 

Trata de verle en su justa medida, reconocer sus virtudes, entender que tiene sus defectos como todo ser humano, pero recuerda que las diferencias entre ambos fueron más grandes, por eso están separados.

 

 

9. No te enfoques en odiar

 

Si bien no es tiempo de idolatrar a tu ex, tampoco te debes enfocar en odiarle. Albergar sentimientos de odio y resentimientos no te ayudará a sanar, al contrario, te llenará de más dolor.

 

Haz un esfuerzo por transformar tus sentimientos en buenos deseos hacia tu ex; pide a Dios, al Universo o a la divinidad en la que creas para que él/ella también pueda superar el dolor, y encontrar luz y paz en su camino. Recuerda, lo que deseas para los demás, también lo recibes tú.

 

Una dato importante: el amor es una energía, no se crea ni se destruye, sólo se transforma. Una vez que llegamos a amar a una persona, no podremos volver a “no amarla”, siempre sentiremos algún tipo de cariño hacia él/ella.

 

 

10. No permitas que tu situación se convierta en el centro de atención de tus amistades

 

Ante un rompimiento, los verdaderos amigos siempre ofrecen apoyo, es justo dejarse ayudar y consolar; sin embargo no debes permitir que el tema del rompimiento sea el único tópico de conversación en las reuniones. Interésate por ellos también, pregúntales por sus vidas y proyectos, esto te ayudará a olvidar por un momento la pena que atraviesas.

 

 

Ritual: frases de resolución para hacer cierre de una relación que ya terminó

Luego del rompimiento, suele pasar que nos quedamos “enganchados”, se nos dificulta mucho soltar y aceptar que la relación llegó a su fin, como si nuestro sistema se resistiera a procesarlo.

 

En estos casos recomiendo escribir una carta con las siguientes resoluciones, pueden hacerse detallando lo que queremos decir en cada punto:

  

- Te quise mucho, todo lo que te di, te lo di con ganas

 

- Por todo aquello que entre nosotros fue mal, yo asumo mi parte y te dejo la tuya

 

- Reconozco todo lo que me diste y lo honro

 

- Ahora te dejo en paz

   

Luego de escribir la carta, se debe leer en voz alta, frente a una silla vacía o con la foto de la persona a quien se le escribió. Finalmente, se debe quemar la carta.

 

Es recomendable hacer este ritual incluso si creemos que no seguimos “enganchados” en la relación, pues es un mensaje claro a nuestro subconsciente de que esa relación es parte del pasado.

 

Please reload

Posts Destacados

¿Por qué no encuentro pareja?

15/02/2018

1/10
Please reload

Posts Recientes
Please reload

Buscar por etiquetas
Eleonora Fondeur

Calle Genaro Pérez #100, Residencial Miranda, C5

Santiago, República Dominicana

EleonoraFondeur@gmail.com

 

Creado por: Albania Aybar // Rafael E. Genao