Cartas de liberación: un camino para sanar

August 4, 2016

Las cartas de liberación son una herramienta para trabajar a niveles profundos y sanar la memoria ancestral.

 

Cuando buscamos sanar heridas, superar situaciones y dejar el pasado atrás, siempre es útil realizar un cierre, algo que nos ayude a poner un punto final, ya sea simbólico o real. En este sentido, he tenido muy buenos resultados con la “Carta de Liberación del Clan familiar”.

 

Como su nombre lo indica, esta carta se realiza con el fin de liberar, romper ciclos repetitivos: liberas y te liberas de todo aquello que puedas estar heredando de tu familia y personas que te rodean y que no te corresponde, tales como: enfermedades, culpas, rencores, frialdad, indiferencia, violaciones, mala suerte en el amor, falta de cariño, dureza, secretos, tragedias, engaños, infidelidades, traiciones, robos, mentiras, etc.

 

 

¿Cómo funciona la Carta de Liberación?

 

Por allá por los años 20, el escritor francés André Bretón, líder del movimiento surrealista, propuso la escritura automática, que consiste en transmitir las ideas tal cual surjan de la mente, sin reflexionarlas ni tener un tema preciso, sólo plasmarlas directamente a un texto. Según André, esos pensamientos proceden directamente del subconsciente y no tienen coherencia lógica entre sí.

 

La Carta de Liberación del Clan familiar es una manera de hacer escritura automática. Al ser escrita y redactada a puño y letra, inicia un proceso que deja fluir la conciencia. Puede comenzar de forma consciente, pero a medida que avanzas, dejando brotar los pensamientos sin ninguna coerción moral, social ni de ningún tipo, tu subconsciente deja salir lo que guarda, lo cual te era imposible recordar de forma consciente.

 

 

¿Cómo se hace la carta?

 

Se debe escribir a mano, como el siguiente ejemplo. Puedes descargar un modelo de la carta haciendo click aquí.

 

“Yo, Fulano de Tal, en este acto de mi puño y letra, redacto hoy esta carta como regalo a la familia a la cual pertenezco. Con la ayuda, el amor y la presencia de Dios y del Espíritu Santo, yo bendigo a mi familia y los perdono.

 

Yo libero a mi familia y me libero de ella. Me libero y libero a mis bisabuelos, a mis abuelos, a mis padres, a mis tíos, a mis primos, a mis hermanos, a mis hijos (aunque no los tengas), a los amigos o enemigos de la familia, a toda persona a mi alrededor y a toda persona que en algún momento haya estado conmigo, de todos los programas inconscientes que he heredado.

 

Los libero y me libero, de cualquier ofensa que otra familia haya recibido de la mía, y pido perdón a todos, en nombre de aquel que haya ofendido por parte de mi familia.

 

Hoy Libero y me libero de mi padre Fulano, de sus maltratos y su alcoholismo.

 

Hoy libero y me libero de mi madre Fulana, su carácter sumiso y su diabetes.

 

Hoy corto todo lazo con esas memorias y me libero de todas las cargas que no me corresponden. Para mi bien y el de todos los involucrados, para que estas memorias ya no se sigan heredando a través mío, para que ya no se sigan perpetuando en mi persona ni en generaciones venideras.

 

Hoy agradezco a Dios, al Espíritu Santo y al Universo.

 

Hoy sé que soy libre y quedo libre. Hecho está.

 

¡Gracias! ¡Gracias! ¡Gracias!”

 

 

Importante: durante y después de la carta…

 

 

Mientras redactas la carta vas a revivir sentimientos diversos (enojo, amargura, tristeza, frustración, humillación, etc.) relacionados con lo que va saliendo de tu inconsciente. Puede que entres en una especie de trance, pero no te preocupes si esto no sucede, ya que no es necesario para que la carta funcione.

 

Luego de terminada la carta, debes a leerla en voz alta frente a una silla vacía o con la foto de la persona a quien se la diriges.

 

Cuando hayas finalizado de leerla en voz alta, la quemas y te deshaces de las cenizas.

 

Una vez realizada la ceremonia de lectura y quema de la carta, deberás esperar 40 días (Cuarentena), para comenzar por fin tu nueva vida. Ese período variara de acuerdo a la persona, algunos notan cambios en 15 días, otros entre 60 y 90.

 

Podrás seguir recordando y sintiendo memorias ancestrales o personales y estar alegre, triste, eufórico, emocionado, deprimido, etc.

 

Esta carta se puede hacer todas las veces que sea necesario, pero no por los mismos motivos. Por ejemplo, si ya hice una carta por mi padre alcohólico, la quemé e hice mi cuarentena, y luego recuerdo una noche que atropelló a alguien por conducir ebrio, hago una nueva carta por ese incidente, pero no menciono el alcoholismo porque ya se hizo el duelo por ello.

 

Este procedimiento es así de sencillo y te aporta una nueva conciencia, te liberas de todo aquello que tu inconsciente viene cargando y peor aún, heredando. Te sentirás increíblemente ligero, con los pensamientos más claros, con más paz interior, con la certeza de todo lo que has soltado y con la seguridad para tomar nuevos rumbos y decisiones en tu vida.

 

 

¿Por qué funciona la Carta de Liberación?

 

Porque trabaja desde y hacia el inconsciente, esa parte de nuestras mentes, tan fascinante, donde se guarda toda la información que recibimos y nuestros recuerdos más antiguos, un lugar al que no tenemos acceso de forma consciente.

 

El inconsciente es como un niño inocente: no juzga, no distingue entre lo real y lo imaginario, para él todo es real, sólo conoce lo que reconoce, el otro no existe, el tiempo no existe.

 

Al hacer esta carta, tu inconsciente creerá que la persona a la que le dirigiste la carta está escuchando lo que lees, aunque hayan pasado años del evento es como si fuera el presente. Será tan real como si estuviese ocurriendo ahora mismo y actuará desde la inocencia, sin juicios, ni acusaciones.

 

 

Ya hice la carta, ¿y ahora qué?

 

A partir de este momento eres el responsable de tu vida, lo que pasó con todos tus ancestros ya es de ellos y la vida te está esperando para hacer realidad tu proyecto personal, para el cual viniste a este mundo.

 

Lo que dejamos atrás fue perfecto tal como fue. Ahora tú llevas las riendas de tu vida y eres el arquitecto de tu destino.

 

Si necesitas ayuda, no dudes en contactarme. ¡Mucha suerte!

 

Please reload

Posts Destacados

¿Por qué no encuentro pareja?

15/02/2018

1/10
Please reload

Posts Recientes
Please reload

Buscar por etiquetas
Eleonora Fondeur

Calle Genaro Pérez #100, Residencial Miranda, C5

Santiago, República Dominicana

EleonoraFondeur@gmail.com

 

Creado por: Albania Aybar // Rafael E. Genao