• Eleonora Fondeur

Diseño Humano: los Tipos (2)


En el Diseño Humano existen 4 tipos y 1 sub-tipo de diseño, cada uno con un funcionamiento mecánico particular. Cada tipo es distinto de los otros, y a su vez las personas de un mismo tipo son similares entre sí. El tipo determina la forma en que la persona encara la vida, se dividen en: manifestadores, proyectores, reflectores y generadores, dentro de este último hay un sub grupo llamado generadores manifestantes. Cada tipo tiene un aura y estrategia distinta.

Manifestador

Los manifestadores conforman el 8% de la población mundial. Son seres puramente enérgicos y con iniciativa, diseñados para hacer todo tipo de cosas sin esclavizarse ni dejarse controlar por nadie, lo cual les lleva a encontrar muchos conflictos en torno suyo.

La emoción más frecuente en el manifestador es la rabia, ya sea reprimida o consciente, la cual suele ser fruto de haber estado bajo la autoridad de otros: padres, maestros, jefes, etc. El manifestador entiende que no necesita ayuda, guía, aprobación ni permiso de los demás, hace las cosas por su cuenta, a su modo y piensa que puede hacerlo todo por sí mismo; esto los hace parecer rebeldes e individualistas, y los lleva a pensar que el mundo se opone a sus criterios. Cuando se siente motivado por algo, lo lleva a la acción. No muestra su dolor y da la impresión de no apreciar la ayuda de otros, pues tampoco lo expresa. Su aura repele a los demás. La estrategia, o la forma en que debe actuar el manifestador para minimizar conflictos con los demás, es informar ante de actuar; en otras palabras, decir lo que hará antes de hacerlo. Su dilema mental son las personas cuyas vidas se ven impactadas por sus acciones. Su tema es controlar la rabia y encontrar paz.

Generador

Nos referimos al tipo Generador puro, que representan aproximadamente el 37% de la población. Son energía pura, la fuerza laboral del planeta, pues poseen un motor que los mantiene activos todo el tiempo.

Ese motor que les proporciona energía también es como un consejero que responde ante las cosas que llegan a la vida del Generador. Esta respuesta es sacral y suena como “Aja” para sí y “Hum mm” para no. Suena gracioso y por lo general desde niños nos condicionan para no responder de esa forma, pero en esa respuesta sacral está la clave para que el Generador pueda tomar las decisiones correctas en su vida. Contrario al Manifestador, al Generador no le corresponde tomar la iniciativa de ponerse en marcha para lograr sus sueños y objetivos. Más bien debe pedirle a la vida y a su divinidad que traiga ante sí y ponga en marcha aquello que deba realizar, y está bien dotado para esto pues su aura es muy atrayente. Ante los acontecimientos de su vida deberá esperar su respuesta sacral para tomar decisiones. Esa es su estrategia.

La emoción más frecuente en el Generador es la frustración. Esta surge cuando no sigue su estrategia de esperar e intenta alcanzar las cosas por iniciativa propia, pues al hacerlo fracasa. Trata de hacerlo puesto que posee mucha energía y le cuesta esperar a que lleguen las cosas, siente que desperdicia su energía, que debe salir a buscar. Por esto, el Generador debe trabajar en la paciencia. El Generador está hecho para ser experto en algo, posee gran energía vital, se esfuerza, se entrega al trabajo, es activo, pasa de una cosa a la otra con rapidez, colabora. Debe respetarse su tiempo y permitírsele trabajar a su ritmo. Al tener tanta energía el Generador no sabe cuándo parar, suele pasarle que se agota totalmente, luego le toma mucho tiempo recargarse; por esto es importante no esperar a estar totalmente agotado para el descansar. La motivación de Generador es saber “Quién soy”, y su tema es superar la frustración haciendo el trabajo que le proporcione satisfacción y disfrute.

Generador manifestante

Este es un sub-tipo del grupo de los Generadores. Representan aproximadamente el 33% de la población. Son una mezcla de Generador y Manifestante.

Poseen la capacidad de acción de un Manifestante y también la respuesta sacral del Generador, aunque esta puede ser articulada, “sí” o “no”, y puede confiar en ella. Al igual que el Generador está, está diseñado para convertirse en experto en algo, también son la fuerza laboral y productiva. Puede decirse que son el puente que conecta a ambos tipos, ya que sus cualidades les permiten identificarse con el Manifestador y el Generador. La emoción más frecuente en el Generador Manifestante es la falsa rabia, que surge a raíz de que se sienten y han sido tratados como Manifestantes, pero no lo son. La estrategia de este tipo es liberarse de esa falsa rabia y buscando el gozo y la satisfacción en lo que hace, valiéndose de su capacidad de respuesta, que es más rápida que la del generador puro.

Proyector

El Proyector representa el 21% de la población, aproximadamente. No posee energía sacral propia, sino que la “obtiene” del Generador. Son seres nacidos para guiar y esperan ser reconocidos. Su estrategia es esperar a ser invitado.

La emoción más frecuente en el Proyector son la amargura y el resentimiento, que surgen desde que es niño por el hecho de que otros lo guíen, diciéndole lo que debe o no hacer, y por no ser invitado. El don del Proyector es que sabe reconocer a los otros, logra ver en ellos lo que otros no pueden: si están solos, bien, mal o si tienen problemas. El Proyector es mediador, no manda, es democrático, conoce lo bueno y los puntos débiles de la gente, es líder. Hay una relación muy especial entre el Generador y el Proyector, ya que el primero no sabe lo que le conviene hacer hasta que le preguntan o proponen algo, pero el Proyector tiene el don natural para reconocer estas cosas. Una vez que el Generador reconoce y acepta ser guiado por el Proyector, ambos se beneficiarán del reconocimiento recibido, pues sabe aprovechar y maximizar la energía del Generador y beneficia a todos los que participan en el proceso. Al no tener energía sacral propia, el dilema mental del Proyector es saber quién es el otro con quien está, pues su recompensa es saber que tiene una fuente de energía fiable.

Reflector

El Reflector es el más escaso de los tipos, representa sólo el 1% de la población mundial. No tienen energía propia de ninguna clase, su don es ser reflejo de quienes le rodean y puede convertirse en una persona muy sabia porque está abierto a todo tipo de estímulos.

Se caracteriza por ser reflejo de su entorno, nada es propiamente suyo, es como una antena parabólica que absorbe y capta todo tipo de información, influencias, vibraciones a su alrededor, neurosis de familiares, traumas de la gente que vive cerca, todo penetra en él, porque nada en él es estable. Estar cerca de un Reflector hace que te des cuenta de tu propio humor, estado de animo, en qué ambiente estás metido, etc. Siente la casa y absorbe todas sus vibraciones, sabe si es armónica, si hay ruido o calor, si hay buena relación entre las personas, etc. El Reflector vive dramas personales desde la infancia porque absorbe de cargas psíquicas que no son suyas, pero las vive intensamente, como si lo fueran. Puede sentirse desubicado al recibir tantos estímulos y vivir en constate cambio: en un ciclo lunar (28 días) experimenta todos los tipos de diseño, menos el suyo propio. Todo está abierto para ellos, todo les resulta igual de interesante, nada tiene más o menos poder que cualquier otra cosa. Al ser reflejo de los demás, el dilema mental del Reflector es saber quiénes son ellos. Su estrategia es esperar 28 días para tomar decisiones y debe evitar la desilusión de no saber muy bien en qué lugar está parado.

#Bienestar #Grupo #DiseñoHumano #Tipos #Manifestador #Generador #Generadormanifestante #Reflector #Proyector #Individualidad #SerHumano #Autoconocimiento

4,737 vistas
Logo 2020 - Para emails Wix-02.png

Calle Genaro Pérez #100, Residencial Miranda, C5

Santiago, República Dominicana

EleonoraFondeur@gmail.com

 

Creado por: Albania Aybar // Rafael E. Genao