• Eleonora Fondeur

Metas: ¿qué necesito para lograrlas? – 10 pasos para cambiar fracasos por logros.


Un nuevo año recién comienza y como si fuese mandato divino, todos estamos revisando nuestras metas, propósitos y resoluciones… Es ahí cuando muchos se dan cuenta de que gran parte de lo que se plantearon el año pasado para estas fechas, no llegó a hacerse realidad.

Tranquilos, que nos nos invada la desesperanza; esto es más común (y más fácil de resolver) de lo que se imaginan. Por eso quiero compartir lo que de forma personal me ha ayudado para alcanzar mis metas.

1. Definir qué queremos

Parece ser un paso obvio, pero la principal razón por la que muchas personas no logran sus objetivos es porque no saben lo que quieren. En mis talleres sobre metas, cuando tocamos este punto, la mayoría dice “yo sé lo que no quiero, pero no sé decir lo que sí quiero”.

Si no sabes para dónde vas, es poco probable que logres hacer el viaje. Es cuestión de enfocarse, hurgar un poco en nuestro interior y darnos el permiso de querer y desear algo para nosotros mismos.

Un punto importante es que, al enfocarnos en lo que no queremos, terminamos por atraer precisamente eso. El Universo, (Dios, Espíritu Santo, Ángeles, los Santos, el Cosmos, o como prefieras llamarle a la divinidad en la que creas) no reconoce el término “NO”, así que te concede justo aquello que intentas repeler.

¿Entonces, qué hacemos? Llevar nuestros deseos a términos positivos expresando lo que queremos. Ejemplo: Cambiar la expresión “No quiero estar solo” por “Quiero una pareja con quien disfrutar en compañía”.

2. Aclarar por qué lo queremos

Muchas veces queremos lograr algo por las razones incorrectas, esto dificulta su realización porque no hay concordancia entre lo que digo querer y lo que quiero en realidad.

Recuerdo una chica con la que trabajé una vez que decía querer casarse, pero cada vez que tocábamos ese tema era obvia su molestia. Cuando indagamos en este punto resultó que en el fondo no deseaba contraer matrimonio, quería viajar y seguir estudiando; pero se sentía presionada por sus padres porque “ya estaba en edad de formar una familia”.

Es necesario que estemos claros en cuáles son las razones por las que queremos algo; no solo porque podríamos estar confundidos, como en el ejemplo anterior, sino porque conocer nuestros motivos nos ayudará a mantenernos enfocados en el objetivo.

OJO: bajo ninguna circunstancia es correcto desear cosas o plantearse metas con el fin de dañar a otros, menos aún por venganza.

3. Visualizar

Esta se ha convertido en una de mis frases favoritas: “Visualizar es imaginar, imaginar es creer, creer es crear”. Es así de cierto y sencillo.

Los logros comienzan siendo pequeños sueños y deseos que van evolucionando hasta convertirse en realidad. El primer paso es visualizar lo que queremos.

Visualizar es usar nuestra imaginación para crear lo que deseamos en nuestras vidas, llevándolo a una oración precisa, descriptiva y exacta de lo que queremos manifestar en el plano físico, ya sea amor, salud, relaciones enriquecedoras, dinero, bienes materiales, viajes, una ocupación placentera y bien remunerada, etc.

4. Ponerlo por escrito

Según estudios, cuando escribimos nuestras metas tenemos 20% más posibilidades de lograrlas. Si las leemos frecuentemente las probabilidades se multiplican.

La visualización aumenta su poder considerablemente cuando la llevamos a algo físico que podamos palpar; por ejemplo un mapa de la prosperidad, es muy útil para esto.

Un mapa de prosperidad o metas es una herramienta de visualización creativa, eficaz y poderosa. Consiste en un objeto o elemento que creamos donde aparecen representados nuestros sueños, deseos y metas. Puede ser una cartulina, una libreta, un papel, e incluso una imagen digital en nuestro celular o computadora.

5. Ponerle fecha

Determinar en qué lapso de tiempo queremos ver realizadas nuestras metas es un punto importante, nos ayuda a enfocarnos, pues no es lo mismo decir “algún día quiero ir a París” que “quiero ir a París este año”. Le da al Universo un mensaje más claro sobre nuestros deseos.

6. Organizarnos y hacer algo para que suceda

Ya tenemos claro qué queremos y cuándo lo queremos, es momento de organizar nuestras vida y hacer los trámites necesarios para recibir lo que ha de llegar.

Si deseas tener tu primer vehículo, aprende a conducir y obtén tu licencia. Si quieres viajar, saca tu pasaporte e investiga los requisitos para entrar a los lugares que deseas visitar. Si quieres bajar de peso, haz espacio en tu agenda para hacer ejercicios.

7. Revisar nuestras creencias

Este punto es crucial en el logro de nuestros objetivos, pues de nada nos sirve trazarnos metas si creemos que no podremos alcanzarlas. La mayoría de nosotros hemos sido “programados” para pensar cosas que terminan convirtiéndose en creencias limitantes y se manifiestan en nuestras vidas día a día.

Cuántas veces hemos dicho o pensado “El dinero no me rinde para nada”, “Es tan difícil conseguir un buen trabajo”, “Los hombres no sirven”... Etc., etc., etc.

Nathalie Bertin dice “Si la vida que tienes no te gusta, cambia tu forma de pensar”. Ese es el primer paso para cambiar del fracaso a los logros. Cambiando la forma en que pensamos, tenemos el poder de cambiar nuestras vidas. Elijamos nuestros pensamientos como si se tratara de la ropa que llevaremos puesta, pues van a determinar no sólo como nos veremos, sino también como nos sentiremos.

Puede que algo no sea verdad, pero si crees en ello le das el poder de manifestarse en tu vida. Una creencia es la percepción que tenemos sobre algo. Cuando está muy arraigada en nuestro interior la asumimos como un algo real (lo sea o no) y esto es lo que le da el poder de manifestarse en nuestras vidas.

8. Confiar

“El universo quiere darte todo. En el momento que cambies tu vibración hacia la abundancia, el universo comenzará a enviarte personas, situaciones y oportunidades. Presta atención”.

Confiemos, el Universo fue creado en abundancia. Tengamos fe absoluta en esa fuerza superior a nosotros, que todo lo puede y lo concede.

9. Agradecer

La gratitud es una fuerza sumamente poderosa, cuando la practicamos nuestro ser cambia a vibras más optimista, entramos en la sintonía de la abundancia con el universo y atraemos más motivos para estar agradecidos.

Agradecer por lo que pedimos como si ya lo tuviésemos, lo pone más cerca de nosotros.

10. Mantenerlo en privado

No comentemos nuestros sueños y deseos con los demás, es mejor mantenerlos en privado. Colocar el mapa de la prosperidad en un lugar donde nadie más pueda verlo.

Las dudas y deseos contradictorios de otros pueden interferir con lo que deseamos. En ocasiones, por amor, temor y hasta por envidia, las personas que nos rodean intentarán “sacarnos de la cabeza esas locuras”. Nadie tiene derecho de decidir qué podemos o no desear, pero mientras lo entienden cuidemos de tus sueños como si fueran joyas preciosas, pues lo son.

Espero que estos consejos te ayuden a lograr tus objetivos tanto como me han ayudado a mí. Si tú o alguien que conoces desea saber más de este tema o revisar sus creencias, contáctame; estaré feliz de poder ayudar.

En estos videos encontrarán más información y algunos consejos para realizar el mapa de la prosperidad

#serfeliz #autoestima #felicidad #resultados #soluciones #agradecer #Bienestar #Logros #Metas #Creencias #Creenciaslimitantes #Triunfo #Mapadeprosperidad #Mapademetas

0 vistas
Logo 2020 - Para emails Wix-02.png

Calle Genaro Pérez #100, Residencial Miranda, C5

Santiago, República Dominicana

EleonoraFondeur@gmail.com

 

Creado por: Albania Aybar // Rafael E. Genao